Ucrania afirma que civiles son torturados por tropas rusas en campos de concentración en Vovchansk

El gobernador de la administración regional de Kharkiv aseveró que las tropas rusas ocuparon fábricas para establecer campos de concentración para torturar a los civiles.

La Fiscalía Regional en Kharkiv inició una investigación, luego de encontrar evidencia con respecto a las tortutras que han sufrido los civiles ucranianos a manos del ejército ruso en un “campo de concentración” que habilitaron en una fábrica en Vovchansk.

Kharkiv al noroeste del país, fue una de las primeras ciudades que las tropas rusas tomaron cuando comenzó la invasión en febrero. Oleh Syniehubov, gobernador de la administración regional de Kharkiv, fue quien reveló que los militares rusos saquearon las fábricas.

Así mismo, el funcionario ucraniano aseveró que después de llevarse todo lo de la fábrica, establecieron “un verdadero campo de concentración”, donde los civiles son sometidos a torturas para obligarlos a colaborar con las fuerzas rusas, según informaron algunos medios de comunicación.

“Rusia sigue apoyando las actividades de los llamados campos de filtración, entre ellos, cerca de Mariúpol. Aunque el nombre apropiado es realmente campos de concentración. Como los que construyeron también los nazis en su momento”, afirmó en su video-mensaje Syniehubov, recogido por las agencias Ukrinform y Unian.

Según información publicada por las agencias, el ejército ruso obligó a la población a marchar hacia Rusia o a unirse a sus tropas: “Lo han convertido en una prisión, para obligar a la gente para cooperar y unirse a las fuerzas rusas”, dijo Syniehubov.

No es la primera vez que se asegura que existen “campos de concentración” organizados por los rusos, ya que a principios de abril, tras la matanza de Bucha, la Oficina del Fiscal General de Ucrania dijo haber descubierto una “cámara de tortura” en la zona. Al parecer se encontró en el sótano de un hospital para niños en Bucha, y en su interior dijeron haber hallado los cadáveres de cinco hombres con las manos atadas.

El propio presidente ucraniano Volodimir Zelensky, expresó que las tropas rusas estaban cometiendo torturas y secuestros en el sur de Ucrania: “Allí se construyen cámaras de tortura”.